domingo, 29 de diciembre de 2019

Balance del año 2019

Quedan muy pocos días para que termine el año y esta segunda década del siglo XXI, el tiempo no corre, ¡el tiempo vuela! Y como viene siendo habitual llega el momento de sentarse tranquilamente con una buena copa de Ribera del Duero o de Rioja y hacer el balance mental del año que termina, de ver que queríamos hacer este año y que hemos hecho, de ver que hemos avanzado en nuestro objetivos en esta vida y que nos queda por hacer, siempre es bueno en esta vida plantearse unos objetivos y luchar por ellos.

La verdad es que este año que termina no ha sido malo en general para mí como investigador, historiador y arqueólogo, ni como persona.

Resumiendo todo lo relacionado con los aspectos profesionales que a la par están relacionados con la historia, la arqueología y el patrimonio.


Durante el mes de febrero hemos participado en la excavación en el complejo rupestre de la Finca de la Tosca en Churriana.

Desde el mes marzo hasta el mes de mayo hemos hecho una intervención preventiva en el Cortijo del Almendral, en nuestras tierras. con el descubrimiento de un ribat o rabita nazarí.


Desde agosto a noviembre hemos estado haciendo el control de la consolidación de la torre de Torrealquería, torre también nazarí. Gracias a esta intervención sacamos a la torre de la Lista Roja del Patrimonio de la Asociación Hispania Nostra.


En octubre presentamos el libro de Toribio de la Vega y Laulín que estudia la relación de este personaje con nuestro pueblo a finales del siglo XV y principios del siglo XVI, y al mismo tiempo terminamos un máster en Dirección y gestión de museos.


En noviembre la conferencia sobre la restauración de la torre nazarí de Torrealquería.

Y por último en el mes de diciembre hemos asistido al magacine "Más que cultura" en Torrevisión para presentar nuestro libro. Y hemos comenzado a trabajar en el proyecto del Museo Andaluz de la Educación.

 

Sigo felizmente casado y enamorado de mi querida esposa "hasta las trancas" y con el mayor regalo del mundo: mi Diego, que crece por momentos y que cada día es más independiente. Se nos hace mayor. Yo también me hago mayor...

Seguimos en la brecha... felices fiestas.